miércoles, 13 de octubre de 2010

Danza del tigre, en Ometepec

En el suplemento VIDA Y SOCIEDAD, del periódico EL FARO DE LA COSTA CHICA, se publicó la siguiente nota:
.
Un tigre de leyenda llega hoy a Ometepec
*En el marco de la celebración de la virgen de Rosario, el Mareño será cazado en para salvar a los Tlaminques de la destrucción
Amado Adolfo Gil García
.
El 8 de octubre de cada año, Ometepec confunde la realidad con la fábula representando una de las danzas más hermosas del mundo en honor a la virgen del Rosario.
La danza del tigre se desarrolla durante todo un día empezando en la cancha de la Cruz Grande, donde los tlaminques, que son los ciudadanos de una comunidad de la época colonial, representan por parejas a algún animal como el tabardillo, cacalote, tilcuate, venado, conejo, garrobo, iguana, víbora, perico, etcétera, llegando a un total de 30 pares de tlaminques y cada uno de ellos tienen su son propio. Todos bailan dando un bello espectáculo de mascaras, coreografía y música.
Después viene el son del Perrito Cuyuchi; ésta es una forma de danzar diferente. El baile del perrito se caracteriza por su melodía tan preciosa, a cuyo compás el perro baila con cada tlaminque y al final le da un golpe a cada uno. En toda su participación siempre tiene que actuar como si fuese en realidad un perro cazador.
Posteriormente, el viejo llamado Don Manuel y la vieja llamada Doña Catalina, aparecen en la escenografía cantando una canción y bailando. Después, la vieja torea a cada uno de los tlaminques terminado con el viejo que siempre trae una escopeta, pues ellos se dedican a la caza y fueron contratados por la asamblea del pueblo para matar al tigre que les destrozaba sus cultivos y se comía a los animales.
A continuación llega el momento esperado por todos los espectadores. Entra en acción El Tigre, al que le agregaron el nombre de Mareño, pues suele vivir en partes rocosas cerca del mar. Éste, bailando y dando marometas, revuelca a los tlaminques y a los viejos.
Terminando esta representación empieza la conocida “Matanza del Tigre”. Al perro Cuyuchi le encomiendan olfatear al Mareño, encabezando la búsqueda por las diferentes calles de Ometepec. Salen a cazarlo al son de la música del chile frito. En 5 árboles de tamarindo el Tigre tendrá que hacer un espectáculo sorprendente para no ser cazado; por eso la persona que representa este papel tiene que ser alguien entrenado, que domine el equilibrio, saber cómo tirarse de rama en rama, tener una capacidad de trapecista. Esta actuación es muy peligrosa, y es considerada todo un ritual pues la persona arriesga su vida en la obra.
Después de varios intentos fallidos de cazarlo, llegando al quinto árbol por fin el Tigre es vencido. Se oyen disparos y el Mareño cae herido. La vieja aprovecha y a garrotazos lo mata.
Seguidamente viene lo más fantástico de la danza: el tigre, ya muerto, es atado de sus extremidades a un palo que sirve para cargarlo, y lo llevan ante las autoridades que en este caso son los mayordomos. Durante el camino, la gente aglomerada baila y canta a coro, haciendo una fiesta ambulante extraordinaria por las principales calles de la ciudad.
Llegando donde los mayordomos, se hace un festejo en agradecimiento a los viejos por haber librado al pueblo del animal salvaje. Esta danza también es representada el 14 de octubre en honor a la virgen de Fátima, con su propia originalidad, llenando de felicidad a las familias.
.
Consulta del 13 de octubre de 2010 en: