lunes, 29 de abril de 2013

Promoción de la lectura en las escuelas

El proyecto con actores y cantantes “no tiene sustento lo suficientemente fuerte desde el punto de vista comercial”, sostiene el escritor

Critica Juan Domingo Argüelles estrategia de promoción a la lectura

REDACCIÓN
Chilpancingo, 28 de abril.
La estrategia de promoción a la lectura se aplica utilizando una parte comercial “que no tiene sustento lo suficientemente fuerte desde el punto de vista comercial” a través de la televisión y con “actores, actrices, cantantes que muy poco pueden hacer por la lectura”, alertó el escritor Juan Domingo Argüelles.
Esta gente, criticó, “ha aprovechado la lectura porque es un tema de moda”.
Autor de más de una decena de libros y colaborador de secciones culturales en varios periódicos del país, entre ellos La Jornada, expresó que estos personajes que se han convertido en especie de embajadores para la promoción del acto de leer, “ellos mismos no son lectores, entonces los portadores de voces de la lectura tienen que ser lectores, si no son lectores, muy poco podrán hacer por que la lectura sea positiva”.
En su más reciente visita a Guerrero, Juan Domingo Argüelles estuvo en Chilpancingo el lunes de la semana pasada para promover que la gente lea, tema al que ha dedicado buena parte de su obra.
Los políticos, dijo, tienen un discurso “donde la lectura, la educación, son importantes, pero están muy lejos de la realidad. La lectura forma ciudadanos críticos y esos ciudadanos críticos siempre cuestionan los programas de gobierno, en la medida en que encuentran aquello que no es congruente”.
En ese sentido, añadió que los ciudadanos lectores y leídos “tienen una visión más amplia y crítica del mundo, horizontes más extraordinarios, que el simple hecho de leer un libro para cierta actividad determinada, muy práctica”.
Asentó el escritor que por cada ciudadano preparado “se le cae el teatro a los políticos”.
Consultado al respecto, explicó que el uso político que se la da al conocimiento y a la lectura en particular “es obvio, como decía Rius: los gobiernos están más felices con ciudadanos ignorantes y en cambio los ciudadanos con un conocimiento mayor de la realidad, son ciudadanos que leen, que cuestionan y ese cuestionamiento por supuesto que los afecta, dudo mucho que el propósito siempre sea en el caso de los gobiernos, que los ciudadanos sean más leído y más preparados”.
.
Consulta en:
http://www.lajornadaguerrero.com.mx/2013/04/29/index.php?section=sociedad&article=008n1soc
 

No hay comentarios: