domingo, 8 de diciembre de 2013

Crítica a las obras presentadas en el Ciclo Teatral Ola Nueva

Arrecia la crítica constructiva hacia las obras presentadas ayer en el ciclo teatral Ola Nueva

Óscar Ricardo Muñoz Cano
La presentación de la lectura dramatizada La fauna silvestre y de la obra Sin Alas, le dieron continuidad al Séptimo Ciclo Teatral Ola Nueva Acapulco en las instalaciones del Centro Cultural Domingo Soler, que en este su tercer día tuvo como seña característica críticas más acentuadas respecto al trabajo actoral que en los primeros días.
La fauna silvestre, texto de Tristana Landeros bajo la dirección de Lucero Castro se presentó como la primera función en el aula de usos múltiples Luis Zapata, a donde una veintena de personas se dieron cita para presenciar un drama familiar contemporáneo.
Si bien se le denominó lectura dramatizada, los actores Tomás Carrera, Edson Castrejón, Paola Gudiño y la propia Lucero Castro se presentaron con vestuario y realizaron trazos escénicos y ciertas rutinas más propias de una escenificación en forma, siendo la única diferencia el hecho de que en las manos traían los libretos.
La historia en cuestión, escrita por la dramaturga sinaloense hace un par de años y adaptada a nuestro entorno, refiere un asunto de homosexualidad dentro de una familia tradicional cuya cabeza es la madre, a quien le da una embolia por otras cuestiones, ocasionando el derrumbe de todo el entramado.
Siendo el hijo el homosexual, se enfrenta al problema de empezar a tratar con su padre con quien iniciará una relación de odio y afecto circular donde los secretos aparecen: el padre también es homosexual.
Los asistentes pudieron darse cuenta del trabajo que hubo detrás, al grado de que las críticas a cargo de especialistas invitados como Vera Milarka y Marco Vieyra aplaudieron tanto la actuación como la dirección de Lucero Castro.
No obstante, y como característica de este ciclo teatral, le fueron hechas algunas recomendaciones para mejorar el trabajo de los actores.
Algo semejante ocurrió cuando tocó el turno de Sin alas, presentada después en el teatro Domingo Soler, que a pesar de que se ha presentado ya en varias ocasiones no logró convencer en su totalidad a los que asistieron a presenciar el trabajo escénico.
La obra, que trata de abordar la temática del sometimiento infantil a las ideas de los adultos, fue actuada por Lía Aguirre y Ricardo de Paz, quienes montados en unas especie de lianas hechas con telas montadas en los andamios sobre el escenario, lograron mantener la atención más por las piruetas y las evoluciones coreográficas presentadas que con el mismo texto, a decir de los críticos al final de la obra.
.
Consulta en:
http://suracapulco.mx/archivos/122824

No hay comentarios: