domingo, 8 de diciembre de 2013

Ganadores de la Bienal del Pacífico

Ganan la Bienal del Pacífico creadores que cuestionan en sus obras la espiritualidad religiosa

El chilpancingueño Aarón Cabañas Agüero y el chilapeño Jesús Omar Vásquez Vargas fueron premiados ante decenas de invitados en el Centro Cultural Acapulco
Óscar Ricardo Muñoz Cano
Ante de decenas de invitados, amigos y familiares reunidos en las instalaciones del Centro Cultural Acapulco, los artistas plásticos Aarón Cabañas Agüero y Jesús Omar Vásquez Vargas recibieron los premios que los hicieron acreedores al primer lugar de la Octava Bienal del Pacífico de Pintura y Grabado Paul Gauguin 2013.
En medio de una sencilla pero emotiva ceremonia, ambos artistas agradecieron a quienes los favorecieron con su decisión para luego continuar con el protocolo de inauguración de la muestra, que además de las obras ganadoras, incluyó las obras que fueron finalistas y las que obtuvieron menciones honoríficas.
En ese sentido, las pinturas Lluvia de plomo del artista acapulqueño Héctor Correa Massiel y Disforia de Emmanuel Rafael Vargas Saldaña son acreedoras de una Mención Honorífica.
En entrevista, Aarón Cabañas Agüero comentó que su pintura El cuerpo de Cristo nace de una imagen de la infancia; “cuando asistía a misa dominical con mi madre y mi abuela pensaba en que era un acto de canibalismo cuando en la liturgia el objetivo parecía ser el de devorar a Dios, cosa que dice Juan en sus textos: el que coma mi carne y beba mi sangre tendrá vida eterna, y en eso me basé”.
La pintura, de un poco más de un metro cuadrado, está realizada a base de técnica mixta que mezcla óleo, acrílico y esmalte sobre un lienzo y sus trazos son de tendencia hiperrealista, donde la imagen de un hombre que desorbita sus ojos claros al devorar a Cristo es reproducida en la pintura con muy alta fidelidad y objetividad respecto a las proporciones.
“Quise hacerlo lo más realista para que las personas que la vean la puedan interpretarlo más fácil”, agregó el artista, quien reveló que la pieza la realizó en tres meses.
Asimismo, indicó que esta obra y una más que también fue finalista de esta bienal llamada San Francisco de Asis en México, son parte de un proyecto mayor llamado Santos óleos.
Aarón Cabañas, quien es un pintor con años de experiencia y ha ganado algunos premios como el nacional de pintura del Colegio de Bachilleres, aceptó que su tema actual es la controversia que surge al enfrentar los temas religiosos con la realidad en que vivimos.
Por su parte Jesús Omar Vásquez Vargas, ganador del primer lugar en grabado, comentó que su trabajo está hecho sobre papel amate y se trata de una xilografía de casi dos metros llamada Cuerpo y alma cuyo tema es el individuo frente a la toma de decisiones entre el cielo y el infierno en la escalera del éxito.
“Quise representar a una persona, una mujer, que escala en la vida, una que quiere llegar a la cima sin importar lo que tiene que hacer y que tiene el rostro oculto tras una máscara que nos impide ver un alma negra”.
El artista refirió que fueron semanas de preparación para tener dos placas de madera  para armar el trabajo y que la pieza final fue hecha ex profeso para la bienal.
Sobre su trabajo como artista agregó que a pesar de su juventud tiene 14 años trabajando en pintura y escultura, y en sí todas las artes plásticas. Ambos ganadores recibieron sus respectivos premios, 50 mil pesos para pintura, y 25 mil para grabado de mano de las autoridades presentes, tanto de la Universidad Autónoma de Guerrero como de la Secretaría de Cultura, quienes refrendaron sus lazos de cooperación.
.
Consulta en:
http://suracapulco.mx/archivos/122826

No hay comentarios: