miércoles, 18 de diciembre de 2013

Minuto de silencio en memoria de Juan Alarcón Hernández

Los días 10, 11 y 12 de diciembre, inolvidables para Guerrero: Héctor Apreza

Ofrendan diputados minuto de silencio a la memoria del ombudsman Juan Alarcón

El defensor del pueblo ejerció su función “a costa de su integridad personal”, afirma el legislador
CITLAL GILES SÁNCHEZ ( )
Chilpancingo, 17 de diciembre.
Diputados locales guardaron un minuto de silencio por el deceso del presidente de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos en Guerrero, Juan Alarcón Hernández, y reprocharon el encarcelamiento de líderes sociales y la impunidad del caso de los estudiantes normalistas asesinados el 12 de diciembre de 2011.
Antes de finalizar la sesión, el diputado Héctor Apreza Patrón mencionó que hay tres días de diciembre que no se deben olvidar en Guerrero, el 10, el 11 y el 12; el 10, declarado por la ONU Día Mundial de los Derechos Humanos, los cuales no se respetan, como hace días, cuando transportistas violentaron en Acapulco el derecho al libre tránsito, citó.
El 11 de diciembre, dijo, falleció el primer ombudsman en activo en México, Juan Alarcón, quien estuvo al frente de la Coddehum 23 años, tiempo en el que defendió, “a costa de su integridad personal, los derechos de los indígenas, de las mujeres, los trabajadores, los campesinos, los discapacitados, a la comunidad lésbico-gay”.
Por eso, alertó, sería lamentable que “en el proceso de determinar quién llenará el vacío que deja Juan Alarcón haya factores políticos y partidistas que vulneren el eje rector que guía una institución apartidista y apolítica”.
El diputado priísta se manifestó a favor de que sea una persona políticamente neutral y cuya actuación sea independiente de toda presión parlamentaria o gubernamental.
Finalmente, mencionó el 12 de diciembre de 2011, una fecha que hace recordar que falta mucho por alcanzar el goce de los derechos humanos.
Dijo que las muertes de los dos estudiantes y el trabajador de la gasolinera ocurrieron en un entorno en el que se vulneraron cuatro derechos fundamentales: a la vida, a la justicia, a la reparación del daño y a que no vuelva a suceder.
“El 12 de diciembre es, sin duda, una fecha trágica e imborrable, que algunos quisieran olvidar y que otros se encargaran de que no se olvide lo que pasó; es, sin duda, el mejor ejemplo de que los derechos humanos no son una realidad en el estado”, dijo.
El diputado alertó que estos hechos, los crímenes contra líderes sociales, las detenciones de integrantes de las policías comunitarias, “generan mucha tensión y nos preocupan”.
Criticó que en Guerrero persiste una violencia estructural, histórica; una violencia de Estado que sólo se podrá terminar cuando el Estado construya el Plan Estatal de Derechos Humanos y lo ejecute.
Por otra parte, a petición del diputado Héctor Astudillo, el pleno ofrendó un minuto de silencio por el deceso de Alarcón Hernández.
.
Consulta en:

No hay comentarios: