domingo, 8 de diciembre de 2013

Puestas en escena en el Centro Cultural Domingo Soler

Motiva la participación del público la puesta en escena de Romeos y Solo para conejo

*Ambas obras se presentaron en el Centro Cultural Domingo Soler, dentro de las actividades del Ciclo Teatral Ola Nueva
Óscar Ricardo Muñoz Cano
La historia de Vanessa, una secuestradora de quinta que traiciona a los suyos por enamorarse de Susana, una niña bien que juega a ser una lesbiana independiente, fue presentada en una lectura dramatizada en el aula multiusos Luis Zapata, del Centro Cultural Domingo Soler dentro de las actividades del Ciclo Teatral Ola Nueva Acapulco.
Con la participación de las actrices locales Elsa López, Silvana Estrada y Talina Villaseñor, bajo la batuta del muy joven director Daniel Gutiérrez, Romeos, texto escrito por el dramaturgo David Gaitán pasó de la simple lectura a una vertiginosa interpretación que de principio a fin logró mantener con su ritmo la atención de más de una veintena de personas que se dieron cita.
Bajo un tenue juego de luces rojas azules y verdes sobre el escenario y teniendo como únicos accesorios sus libretos, las tres actrices plantearon el conflicto creado por Susana, quien luego de ser secuestrada cambió su forma de ser al grado de terminar convertida en una asesina, al tiempo que Vanessa, su cómplice y enamorada, pasó de un papel central y dominante a una figura temerosa que finalmente muere a manos de su extrovertida pareja.
Expresiones corporales, tonos de voz, gestos y apenas algunos movimientos sobre el escenario, pero bien marcados, fueron la constante de la historia que empezó con una llamada urgente al teléfono, un asesinato y un álgido momento en que Susana y su hermana discuten sobre los cambios de vida en la primera y su relación enfermiza con Vanessa a quien no conoce la familia.
A pesar del discurso y las llamadas reiteradas para “volver al rebaño”, una Susana irreconocible planea el secuestro de su propia hermana, mismo que sale mal y que concluye con la muerte de ésta, lo que ocasiona que todo el plan para vivir a costa del dinero de un posible rescate se venga abajo y se precipite el desenlace.
Una de las características de Ola Nueva es que al término de las presentaciones el público tiene la oportunidad de comentar, aplaudir o criticar el trabajo delante de quien lo expone, y si bien en el primer día no hubo tantos sobresaltos más allá de que la primera lectura fue algo sosa, en esta ocasión la glosa se centró en el hecho de que el texto si bien, es moderno y cuenta con bastante tensión, desdibuja el final al agregarle un anexo explicativo, un retaso, al tiempo que alguna que otra escena resultó reiterativa y otra más explicativa.
No obstante, el resto de los comentarios fue positivo en función de que el trabajo de dirección y de los actores estuvo a la altura, comentario repetido en la siguiente presentación: Solo para conejo.
Presentada en el Teatro Domingo Soler, la obra escrita por Iris García Cuevas y actuada por Alejandro Mendoza se escenificó con sólo unos cuantos elementos sobre el escenario (una casa de campaña, una lámpara y algunos objetos para hacer ruido) para relatar la historia de Tito, un niño al que durante su infancia le encantaban los sonidos y que con la ayuda de una tía desarrolló habilidades para obtenerlos de cualquier objeto. Sin embargo, cuando su tía muere, Tito renuncia a lo que tanto le gusta hasta que más adelante un primo le recuerda que “todos somos sonidos” y que “la gente triste suena a nada”.
La obra, dirigida por Enock Rodríguez, y de poco menos de una hora de duración, dio muestras de la experiencia adquirida pues se ha estado presentando en diversos foros, con lo que se ganó los aplausos en un teatro casi lleno, así como comentarios positivos.
Para hoy, el Ciclo Teatral Ola Nueva Acapulco, presentará la lectura de la obra La luna silvestre, de Tristana Landeros y la puesta en escena Sin alas, de Gloria Ramírez.
.
Consulta en:

No hay comentarios: