martes, 17 de diciembre de 2013

Taller sobre empresas culturales, en Acapulco

Imparte taller para que la actividad de los artistas sea redituable y no dependan del gobierno

*Javier Reyes Martínez comparte cómo organizar empresas culturales, en el Centro de Capacitación del Ayuntamiento de Acapulco
Óscar Ricardo Muñoz Cano
Las empresas culturales son todas aquellas que de alguna manera, y con ánimo de lucro, tienen como elemento central lo creativo y/o lo artístico, “y en ese sentido, y según Conaculta (Consejo Nacional para la Cultura y las Artes), el rango es amplio, van desde productoras de espectáculos hasta empresas de contenido digital y medios publicitarios por el componente creativo…”.
Bajo ese principio es como el empresario y promotor cultural Javier Reyes Martínez se encuentra impartiendo desde el pasado sábado un taller acerca de empresas culturales a sabiendas de que en Acapulco, “somos principiantes, si bien hay quienes tienen sentido empresarial, no tienen las herramientas para explotar ese sentido”, al tiempo que indicó que hay poca altura de miras para ver que se puede vivir de la cultura incluso más allá de los estímulos gubernamentales. Esto es, apuntó, “ir profesionalizando la actividad cultural”.
De manera muy general, y en cinco sesiones, dijo, en el taller “estamos viendo cómo se elabora un plan de negocios para empresas culturales atendiendo a alguna convocatoria, por ejemplo de Conaculta, respecto al otorgamiento de créditos para este tipo de empresas”, créditos que agregó, también se otorgan entre la iniciativa privada.
Tras de que a lo largo del año se impartieran otros talleres complementarios, con apoyo de la Dirección de Cultura Municipal, acerca de mercadotecnia para la cultura y las artes, o promoción y difusión cultural, este taller se enfoca a que “los participantes puedan tener las habilidades en el uso de herramientas y acceder a estos estímulos como parte de su actividad”.
Y es que, insistió Reyes Martínez, además de las escuelas de iniciación artística de reciente creación en Acapulco, “también es necesario como formación que los creadores, los artistas, sepan cómo convertir en redituable sus actividades, porque lamentablemente muchos no lo saben y no saben incluso no que pueden, sino que deben cobrar”.
En ese sentido, y en entrevista previa, había declarado que uno de los paradigmas a romper es el hecho de que “dependemos mucho del gobierno para realizar proyectos culturales, cuando se pueden llevar acabo sin ellos”.
Luego de lamentar que muchos de sus talleristas son gente que no está inmersa en la cultura, reveló que “pocos creadores artísticos se han interesado en profesionalizar su actividad”, lo que los condenaría, auguró, “a seguir trabajando como siempre lo han hecho: a expensas de los apoyos del gobierno, dependientes de las becas, cuando no tendría que ser así”.
No obstante, afirmó que las becas y los estímulos son necesarios, así como una obligación de los gobiernos, “pero claro, no podemos depender exclusivamente de ellos porque eso fomenta una codependencia, y eso es nocivo para ambas partes: creador e institución”. Apuntó que aún hay posibilidades de incorporarse al taller que se imparte en el Centro de Capacitación del Ayuntamiento.
“Actualmente, el creador artístico se debe involucrar en todo lo relacionado con su actividad”, destacó, y eso incluye la parte legal, como lo son los derechos de autor y hasta los registros de marcas, concluyó.
.
Consulta en:

No hay comentarios: