viernes, 31 de enero de 2014

164 años de la instalación del Congreso Constituyente de Guerrero

Conmemoran diputados 164 años del Primer Congreso Constituyente
Alejandro Aparicio
Iguala., Gro., Enero 31.
“El estado de Guerrero es un estandarte para una buena convivencia entre nosotros, el surgimiento de esta soberanía en el año de 1850, nos obliga a luchar incansablemente por que así sea. No nos divorciemos de las justas causas sociales y admitamos la cooperación y colaboración con las instituciones del Estado, a quienes ratificamos nuestra disposición”, afirmó el diputado local Óscar Díaz Bello, al dirigir el mensaje oficial del 164 Aniversario de la Instalación del Congreso Constituyente de Guerrero.
En su mensaje, ante la presencia del representante del gobernador Ángel Aguirre Rivero, Porfirio Camarena Castro y el representante del Poder Judicial, magistrado Raymundo Casarrubias Vázquez, Díaz Bello dijo que la ciudad de Iguala de la Independencia ha escrito históricamente sus propias páginas de gloria; este territorio ha sido escenario de múltiples gestas que han dado a México y a Guerrero innumerables legados para su desarrollo y crecimiento en diversos ámbitos.
Explicó que Iguala fue la primera capital provisional del naciente Estado de Guerrero en octubre de 1849; y dos meses después, en enero de 1850 se instaló el Primer Congreso Constituyente, que sentó las bases del incipiente ejercicio legislativo. “Como en Chilpancingo cuando se convocó al Congreso de Anáhuac de 1813, en Iguala la instalación del Congreso Constituyente hace 164 años representa una conmemoración que nos llena de orgullo a los igualtecos, porque reafirma nuestro valor de hombres y mujeres con ideas, con propuestas y con visión que se manifiesta en nuestra aportación al desarrollo y bienestar de todo los que habitamos en esta tierra suriana”.
Asimismo, aseguró que por todo lo anterior, Guerrero es sin duda, la cuna del parlamentarismo en México. Y quienes integramos la presente Legislatura estamos llamados  a refrendar esa distinción cumpliendo el mandato ciudadano de modificar el diseño constitucional y legal de nuestra entidad.
“El Congreso Constituyente del Estado de Guerrero fue conformado el 5 de enero del año 1850, quedando electos como diputados Nicolás Bravo, Diego Álvarez, Juan José Calleja, José María Añorve de Salas, Félix María Leyva, Ignacio Castañón, Miguel Ibarra, Ignacio Cid del Prado, Eugenio Vargas, Tomas Gómez y José María Cervantes, instalándose el 30 de enero de ese mismo año”.
“Su primer acto fue ratificar al General Juan Álvarez como gobernador del estado, decretándose en el mes de marzo una Ley Orgánica Provisional para el arreglo interior del estado, donde quedaban debidamente establecidos los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, publicándose también en esta ciudad, el primer Periódico Oficial del Gobierno del Estado, que llevó el nombre de La Aurora del Sur”.
“El Congreso Constituyente de nuestro estado de Guerrero, sin duda alguna fue la punta de lanza del desarrollo histórico y democrático de nuestra entidad, porque desde su instalación, germina el marco jurídico local y con ello el fortalecimiento de las instituciones que por su solidez, rigen hasta nuestros días”.
Aseguró que esta celebración va más allá de un acto cívico de calendario en el estado, se trata de una gesta que transciende tiempo y circunstancia, pues la labor de hombres y mujeres que han ofertado su trabajo y hasta la vida misma por Guerrero, han sido fundamentales para los cambios sociales cuyos efectos han trascendido en el desarrollo no solo de Guerrero sino también del México presente.
Y dice: Hago un llamado respetuoso y firme a retomar nuestra vocación republicana, a escuchar las múltiples voces ciudadanas que demandan nuestra permanente intervención en los asuntos que les ocupan. No nos divorciemos de las justas causas sociales siempre que sean legítimas y busquen el progreso. Admitamos que estos tiempos nos colocan en la senda de la cooperación y colaboración con las instituciones del Estado, a quienes ratificamos nuestra disposición.
“No tengo duda que los grandes cambios nacen de los consensos que las diferentes expresiones políticas logran en el quehacer legislativo que representa el vínculo importante para el fortalecimiento y desarrollo social; generador precisamente de dos cambios, por la cercanía que se tiene con la ciudadanía”, indicó.
Agregó que esta Sexagésima Legislatura con responsabilidad, dialogo y visión, ha contribuido al impulso de reformas y de nuevas Leyes que son de actualidad para el avance de nuestro Estado y que se ve reflejado en mejores condiciones de vida para la ciudadanía y para mantener la concordia entre guerrerenses.
Por eso hoy decimos – señaló Díaz Bello-, esta conmemoración es un acto eminentemente democrático que obliga a la actual Legislatura a reiterar su compromiso social e institucional para poner todo su empeño y contribuir al fortalecimiento del marco normativo que rige a nuestra entidad para que sea justo y más equitativo.
“Como soberanía popular hemos garantizado el cumplimiento del principio de rendición de cuentas, la transparencia en el ejercicio de gobierno: con el compromiso de continuar abriendo los espacios de participación ciudadana en el diseño de las políticas públicas y en los procesos de planeación, programación y presupuestacion. Refrendamos nuestra obligación legal de dar seguimiento y evaluar la acción de gobierno, porque habremos de transcender de una democracia representativa a una democracia más participativa; por todo esto, estamos comprometidos a rescatar el carácter público del ejercicio de gobierno y de la representación popular a través del poder soberano que emana del pueblo de Guerrero.
Asimismo, pidió al representante del gobernador Ángel Aguirre Rivero, Porfirio Camarena Castro que le haga llegar un saludo, con quien responsablemente los integrantes de la Sexagésima Legislatura, hemos trabajado y logrado amplios concesos en benéfico del pueblo guerrerense.
“El Estado de Guerrero es una entidad noble, de gente trabajadora y solidaria, de, gente luchona que siempre responde con gallardía y coraje a cualquier circunstancia por muy dura que sea. El desarrollo social y económico de Guerrero no sería posible sin la unión de fuerza y coraje de cada uno de los que habitamos estas tierras del sur, porque el mejor logro es el que se realiza mediante acciones de gobierno-ciudadanía, más aun en estos tiempos de cambios que los exigen una mejor preparación pero sobre todo mayor participación en las decisiones de gobierno”.
.
Consulta en:

No hay comentarios: