viernes, 31 de enero de 2014

Conferencia a universitarios

El Congreso, quinto más caro del país y no da resultados, evalúa el investigador

“Somos una sociedad degradada por la violencia”: Xavier Carreto a universitarios

“Sólo hay dos cosas que no podemos hacer: llorar ni cruzarnos de brazos”, dice a estudiantes
HÉCTOR BRISEÑO
Malos servicios de salud y de educación, así como infraestructura deficiente, inequitativa impartición de justicia, una economía no diversificada y la mala distribución de los recursos, han provocado inseguridad y violencia en el estado de Guerrero, señaló el investigador y catedrático Xavier Carreto Arredondo, quien impartió la ponencia Panorama actual en el estado de Guerrero a estudiantes de la maestría en Administración de la Unión de Estudios de Posgrado e Investigación de la Universidad Autónoma de Guerrero.
El también colaborador de La Jornada Guerrero advirtió que en una colectividad, “mucha violencia significa que somos una sociedad degradada, sin capacidad de convivencia, sin visión de avanzar más y mejor”.
Enfatizó que “hoy debe preocuparnos que las siguientes generaciones de guerrerenses no van a ser mejores que las nuestras, eso significa retraso. Estamos obligados a participar más y ser mejores”.
Carreto Arredondo alertó que el panorama no es sencillo y que “es difícil ver la luz al final del túnel”.
Expresó que “no funcionan nuestras estructuras de gobierno”.
Señaló que Guerrero tiene el cuarto congreso más grande del país con 46 legisladores; solamente después de Estado de México con 75; Distrito Federal con 66, y Veracruz con 50; y el quinto más caro de la República, con un presupuesto anual de 471 millones de pesos.
Sin embargo, recalcó que “este congreso no da resultados ni está pendiente de los programas, y si los legisladores no están a la altura, obviamente no vamos a avanzar”.
Criticó que “es la quinta legislatura más cara del país y el Instituto de Acceso a la Información Pública no ha podido dar a conocer cómo se ejercen los recursos”.
Para Carreto Arredondo los problemas del estado comenzarían a resolver si existieran mejores servicios educativos.
Manifestó que “los recursos a la educación no han sido bien aprovechados”.
Criticó los 8 mil profesores del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación que se encuentran comisionados a labores administrativas en la entidad, mientras que 54 de cada 100 guerrerenses enfrentan rezago educativo y la escolaridad es de primero de secundaria.
En cuanto a la seguridad, manifestó que “los grupos de autodefensa ante la incapacidad del Estado, hoy no garantizan la seguridad en sus bienes y personas a la ciudadanía”, y sentenció que después de Michoacán, Guerrero es el segundo estado que no funciona.
En mensaje dirigido a los jóvenes, expresó que “necesitamos profesionistas que contribuyan con soluciones al desarrollo de Guerrero. En la ciudad hay más agresividad, hay un rompimiento de la estructura social, el tejido social cada vez es más flojo y con mayores complicaciones”.
Puntualizó que “en Guerrero no hay posibilidades de desarrollo, no hay inversiones; las cosas no van a cambiar si las mejores personas del estado no participan”.
Mencionó que “sólo hay dos cosas que no podemos hacer, llorar y cruzarnos de brazos”, e instó a los jóvenes a aportar propuestas para la solución de los problemas de Guerrero.
.
Consulta en:

No hay comentarios: