viernes, 31 de enero de 2014

Sobre Instituto de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado de Guerrero

ISIDRO BAUTISTA SORIANO

Itaig: el juez por su casa empieza

La 60 Legislatura del Congreso local debe actuar con toda responsabilidad para elegir a los tres nuevos consejeros del Instituto de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado de Guerrero (Itaig).
Lo que más exige la sociedad a los servidores públicos es la transparencia de sus actos. Y debido a la falta de ese valor, les tiene tanta desconfianza. El peor reflejo se deriva de la ola de violencia e inseguridad, por la que hay más tirria contra gobernantes y políticos.
Pudiera pensarse que esto es como pedir peras al olmo, porque los legisladores han escogido siempre a los consejeros y magistrados electorales por intereses políticos.
El Itaig, según la Ley 374 de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado del Estado de Guerrero, es un organismo público autónomo con personalidad jurídica, autonomía operativa, de decisión y administrativa, garante de la transparencia y el acceso a la información pública.
Sin lugar a dudas, el sueldo ha de ser la manzana de la discordia entre la larguísima lista de aspirantes: 44 mil 055 mínimo, y 59 mil 804 pesos máximo, al mes.
Para ser consejero, establece la ley referida, se requiere ser preferentemente guerrerense, tener 30 o más años de edad y mínimo licenciatura con experiencia profesional de no menos de cinco años, y no ser ministro de culto religioso.
También es necesario haber destacado en actividades profesionales, de servicio público o académicas; no haber ocupado un cargo directivo en partido político, ni candidato a cargo de elección popular durante los tres años previos a su nombramiento, y ser de probadas honradez, honorabilidad y probidad.
¿Los señores diputados percibirán las probadas honradez, honorabilidad y probidad?
¿No estaría por demás someter a los aspirantes a examen sicométrico? Lo más fácil es constatar el nivel de preparación académica o profesional. Hasta un chamaco revisa sus constancias de estudio y demás documentación.
Hay candidatos a policías que tienen la preparación escolar o profesional requerida, pero que podrían cometer excesos. Con ese tipo de estudios se descubre que no acatarán reglas o reaccionarán violentamente.
Hay que cerciorarse del grado de honestidad que pudieran tener esos aspirantes, uno de los dos elementos más indispensables junto con la capacidad profesional que reclama la sociedad de sus servidores públicos.
Los consejeros del Itaig deben ser los más honestos de toda la lista de los actuales candidatos. Deben tener toda la honestidad posible para exigir transparencia.
Deben tener incluso otras características que sólo con ese tipo de estudios salen a flote: su nivel de persuasión o sutileza para hacer cumplir a todos los sujetos obligados sus responsabilidades, y su seguridad para imponer sanciones, así como su iniciativa para mejorar las cosas. Que no estén bajos en su autoestima.
Dos de los tres actuales consejeros quieren repetir en el cargo por otros cuatro años. El derecho los asiste. Hay que evaluar entonces el trabajo hecho, hay que ver siquiera cuántos sujetos obligados tienen página web, o qué propuestas elaboraron para reformar la citada ley.
Hay una propuesta interesante entre los aspirantes: “Impulsar acciones en la que todo procedimiento sea sencillo y expedito, garantizando a todo aquel ciudadano que solicite información un trámite eficaz, y promover la cultura del derecho de acceso a la información pública”.
Son los candidatos: Crescencio Almazán Tolentino, Roberto Rodríguez Saldaña, Marcos César Paris Peralta, Carlos García Santiago, Carlos Jiménez Herrera, Rodrigo Pérez González, Marcos Ignacio Cuevas González, Octavio Armando Domínguez Torres, María Antonia Cárcamo Cortez, Francisco Fernando Ruiz Catalán, José Guadalupe Lampart Barrios, José Alfredo Vázquez Jiménez, Elizabeth Patrón Osorio, José Antonio Morales Ramírez, Florencio Leguízamo Herrera, Jesús Antonio Ortiz Sotelo e Hipólito Mendoza Urbano, Mayra Gloribel Martínez Pineda, Vicente Camacho Vidal, Joaquín Morales Sánchez, Rafael Nava González y Xavier Epigmenio Carreto Arredondo.
Concluido el proceso de evaluación de los aspirantes, la Comisión de Gobierno del Congreso local, que encabeza Bernardo Ortega Jiménez, integrará el listado de los candidatos a elegir, con los argumentos correspondientes.
Serán designados consejeros quienes obtengan el voto de las dos terceras partes de los diputados presentes en la sesión correspondiente. n
.
Consulta en:

No hay comentarios: