domingo, 2 de febrero de 2014

Concierto dedicado a José Emilio Pacheco

Dedica la OFA su concierto de apertura a la memoria del escritor José Emilio Pacheco

Óscar Ricardo Muñoz Cano
Con la obertura de la ópera Zampa de Ferdinand Hérold, la Orquesta Filarmónica de Acapulco (OFA) inició la primera parte de su temporada Notas de sol. Cientos de personas que casi lograron llenar el teatro Juan Ruiz de Alarcón dieron cuenta de un par de novedades ofrecidas por la OFA.
Teniendo como fondo un nuevo telón con dos hombres jaguar elaborados por artistas plásticos encabezados por el pintor David de León y la utilización de pantallas a los costados para disfrute de los espectadores, la OFA dirigida por Eduardo Álvarez demostró que las vacaciones no hicieron mella en sus habilidades y que la pretemporada que iniciaron hace un par de semanas en Arcelia, seguida por un par de presentaciones dentro del Festival Internacional de Cine Acapulco, rindieron frutos.
Así también, lo interesante fue escuchar en presentación por separado a la sección de fagots de la OFA; Lauren Mary Toner, Rebeca del Razo, Artem Fedorov y Juan Pablo Sifuentes, quienes interpretaron en su muy particular estilo diversas melodías.
Tras de abrir con el Entrance and Polka of the Bassoon Players de Julius Fucik (no Fuick como dice el programa), utilizada de fondo en los circos antiguos, interpretaron otra añeja melodía, que no menos divertida: Miss Dainty, de Bernard Barnes, escrita por los años 20 y que el público quiso seguir con las palmas tímidamente pero que se detuvo para escuchar la melodía.
No obstante, lo mejor de su actuación fue She loves you, de Los Beatles, que incluyó coreografía con todo y sus instrumentos de metro y medio, ganándose el aplauso no sólo del público sino del mismo maestro Álvarez quien los observó entre risas sentado en una esquina del escenario.
Luego del intermedio llegó el turno a la pieza estelar de la noche, la Sinfonía número 2 en Mi menor, Op. 27 de Sergei Rachmaninoff, que consta de cuatro movimientos que siguen la tradición rusa del dramatismo en la melodía.
Durante casi una hora, el público escuchó desde movimientos lentos y simples hasta algunos rápidos y complicados con el último donde todos los sonidos se sumaron para el Finale que logró sacar con uno que otro apuro el director Álvarez, quien lleva al frente de la OFA desde sus inicios y que fue muy aplaudido por un público en su mayoría compuesto por turistas extranjeros, quienes escucharon del propio director que la presentación estuvo dedicada al escritor recientemente fallecido José Emilio Pacheco.
.
Consulta en:

No hay comentarios: