domingo, 27 de abril de 2014

Jornada Académica de Comunicación y Ciudadanía, en Acapulco

En la Jornada Académica de Comunicación, recomienda crear redes de comunicadores para lograr seguridad al desempeñar la profesión

“El periodismo social es no creerle a los políticos”, sostiene Marcela Turati

HÉCTOR BRISEÑO
El periodista se debe vincular con situaciones reales; ser periodista de calle es alejarse del poder, es caminar con la gente, ver los pequeños detalles, expresó la periodista Marcela Turati, quien abordó el tema del periodismo social dentro de la Jornada Académica de Comunicación y Ciudadanía, organizada por la Universidad Loyola, en el edificio de negocios Costera 125 de Acapulco.
Marcela Turati, quien impartió la ponencia La importancia de la generación de redes para el buen periodismo, manifestó que “se debe hablar de problemas sociales, de lo duro, de lo cabrón de estos problemas, de las tendencias, de las causas y también las posibles soluciones”.
Ante jóvenes estudiantes de la licenciatura en comunicación, recalcó que el periodista no social refleja la realidad cómo es, y sostuvo que “no son historias rosas ni guiones de telenovelas”.
Puntualizó que “el periodismo social es ensuciarse, caminar mucho y no creerle a los políticos. Es muy sano mantener la distancia con empresarios, jerarcas católicos. Se debe ir a lo profundo y buscar causas más profundas”, y sentenció: “yo desconfío de los periodistas ricos”.
Recomendó a alumnos de comunicación ahondar en sus historias y explicar los mecanismos que generan los conflictos, los fenómenos o las situaciones de desigualdad.
Explicó que al fortalecer las redes de periodistas, se logra mayor seguridad en el desempeño de la profesión y la generación de ideas novedosas.
Al respecto, destacó la importancia del trabajo en equipo.
Manifestó que “es favorable articular redes de periodistas, pero es complicado debido a la naturaleza del medio”.
Evocó la formación de la organización Periodistas de a Pie, donde, señaló, “los periodistas nos convertimos en activistas para defendernos de las agresiones, organizamos marchas”.
Resaltó que “hay una nueva generación de periodistas jóvenes asqueados de la relación con el poder”.
Recalcó que “las redes sociales contribuyen a abrir mentes, a la construcción de redes; ayudan mucho en situaciones de violencia”, aunque alertó que “no se han consolidado, hay mucha desconfianza aún”.
Por ello, insistió a jóvenes en la importancia del periodismo ciudadano, y los convocó a vincularse en proyectos novedosos de tipo social.
Recomendó a profesores preparar a los alumnos con retos que exijan más de la capacidad de los estudiantes, “no con cosas rosas, con asuntos que ya están resueltos, sino comenzar a practicar el periodismo que busca y aporta soluciones, que no sea gris”.
.
Consulta en:

No hay comentarios: