domingo, 22 de junio de 2014

Sobre detención miembro del CECOP


CONDENAMOS DETENCIÓN DE MARCO ANTONIO SAUSTEGUI
El pasado 17 de Junio fue detenido en Acapulco, Guerrero el compañero Marco Antonio Suástegui Muñoz quien se desempeñaba como vocero del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la Parota (CECOP). Fue trasladado primero al Penal Las Cruces de Acapulco y después al Penal del municipio La Unión, enmedio de un fuerte operativo policiaco; al momento de llegar a las inmediaciones del Penal La Unión, fue visto que lo bajaron de una camioneta VAN, esposado de pies y manos quien al momento de caminar se le vio cojear, ante reporteros éste alcanzó a decir que fue golpeado y  lastimado de pie y columna por parte de los policías ministeriales. La Procuraduría General de Justicia del Estado de Guerrero asumió su detención. Ante la opinión pública la PGJE alardeo: “con estas acciones, la Fiscalía General Guerrerense reitera su compromiso de procurar una justicia pronta, además de combatir con todo rigor a quienes cometen delitos para llevarlos ante los tribunales y ser juzgados por la autoridad correspondiente”.
No habían dicho de lo acusaban, pero trascendió que podría enfrentar aproximadamente 15 averiguaciones previas por diversos delitos. Después dieron a conocer que lo acusaban por tentativa de homicidio y por despojo agravado en contra de la Gravillera Kimbar…
El director del reclusorio de Las Cruces dijo  que “por cuestiones de seguridad” fue llevado al penal de ese municipio de la Costa Grande, y “por así haberlo determinado la superioridad”. Al día siguiente (18 de Junio) Marco Antonio Suástegui fue trasladado al penal No 4 de máxima seguridad de El Rincón, Tepic, Nayarit. José Villanueva Manzanarez, vocero del Gobierno del Estado de Guerrero consideró que el traslado de personas con situaciones como las de Marco (Antonio Suástegui), se hace por  la “seguridad el procesado” y “para evitar marchas y manifestaciones de sus seguidores en las cárceles locales”.
El CECOP, cuyos antecedentes de lucha datan de  2003, año en que se organizaron en contra de Comisión Federal (CFE) que pretende la instalación del proyecto hidroeléctrico La Parota, movimiento que inició con 3 comunidades y que luego aglutinó a 39 comunidades.
Durante 7 años, mediante intensos plantones, el movimiento del CECOP detuvo la construcción de la Presa La Parota; además dio una batalla en el terreno jurídico y fueron ganando ante los Tribunales Agrarios. Con la fuerza del movimiento, la CFE se vio obligada a hacer consulta pública sobre la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA). Y ante las pretensiones de asambleas amañadas de la CFE,  el CECOP  dio una lucha tenaz y constante que se ganó las simpatías de decenas de movimientos sociales en México y el mundo entero.
La resistencia del CECOP ha costado ya muchas vidas y presos. En 2007, una asamblea contundente de 5 mil campesino votó por un rotundo NO al proyecto hidroeléctrico; el mismo fue retomado por la CFE y gobierno en 2011, y desde entonces reactivaron un conflicto que los comuneros consideraban resuelto.
En 2013 y lo que va del 2014, las empresas gravilleras  atizaron el conflicto, etapa en que el compañero Marco Antonio Suástegui Muñoz dio el frente por el movimiento, el mismo fue blanco de atentado contra su vida, y en sus declaraciones públicas llegó a señalar al Gobernador Ángel Aguirre y al Presidente Municipal de Acapulco, Luis Walton como probables responsables de los atentados en su contra.
Ahora, la detención del compañero Marco Antonio Suástegui y su traslado al Penal de Alta Seguridad de Tepic, Nayarit, viene a confirmar lo que venimos denunciando públicamente, que en México se ha judicializado y criminalizado la lucha y la protesta social. Los líderes, los opositores a los proyectos que traen despojo, destrucción y desplazamiento forzado son acusados de delitos de homicidio, robo, despojo, secuestro, y ahora llegan a declarar las propias autoridades que pueden ser trasladados a penales de alta seguridad, para “seguridad” del mismo procesado. La realidad que ellos también confirman es alejarlos de sus familias, de su gente, dificultarles la visita familiar y la defensa, y más aún, combatir con todo rigor su decisión de ponerse al frente de la lucha de sus pueblos.
Las organizaciones que integramos el Frente Indígena y Campesino de México (FICAM), condenamos la detención del compañero Marco Antonio Suástegui Muñoz, pues su detención obedece a la firme lucha que el CECOP ha realizado por muchos años en contra de un proyecto hidroeléctrico que pretenden imponer en sus comunidades por lo que exigimos su libertad inmediata.
Viva la heroica y digna lucha del CECOP!
Libertad a los presos políticos!
Libertad a Marco Antonio Suástegui Muñoz.

ATENTAMENTE:
FRENTE INDÍGENA Y CAMPESINO DE MÉXICO (FICAM)
/ Movimiento Agrario Indígena Zapatista (MAIZ)
/ Coordinadora Nacional Plan de Ayala Movimiento Nacional (CNPA MN)
/ Frente Popular Francisco Villa México Siglo XXI (FPFV MS XXI)
/ Unión Popular Revolucionaria Emiliano Zapata (UPREZ)
/ Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT Atenco)
/Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua Morelos Puebla Tlaxcala (FPDTA MPT)
/ Unión de Comunidades Indígenas de la Zona Norte del Istmo (UCIZONI)
/ Comuneros de San Gabriel Chilac, Puebla.
/ Tetela hacia el Futuro A. C.

No hay comentarios: