domingo, 22 de junio de 2014

Sobre discusión de la despenalización del aborto en Guerrero

Se violentó el Estado laico, afirman dirigentes de féminas a favor del aborto

Denuncian a Julieta Fernández por promover acto religioso en el Congreso

La Iglesia está detrás de manifestaciones contra despenalización, lamenta Alberto Solís
Comunidad gay de Chilapa defiende la vida pero también las decisiones de las mujeres
C. GILES, R. VALADEZ
 Y A. DE DIOS PALMA ( Reportera y Corresponsales)
Chilpancingo, 17 de junio.
Organizaciones de mujeres acudieron a la Subsecretaría de Asuntos Religiosos del gobierno estatal para poner una denuncia en contra de la diputada priísta Julieta Fernández Márquez, por haber violentado la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y la Ley de Asociaciones Religiosas y Cultos, al promover un acto religioso al interior del Congreso del Estado.
La presidenta de la Red Estatal de Defensa de los Derechos Humanos de las Mujeres, María Luisa Garfias, junto con una representante de la red nacional REDefine, acudieron este martes al Palacio de Gobierno para poner la denuncia.
“Acudimos ante la Secretaría General de Gobierno y la Subsecretaría de Asuntos Religiosos para denunciar a la diputada Julieta Fernández Márquez por violentar la Constitución en sus artículos 1, 24 y 130, así como la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público en los artículos primero, tercero y 25 y fracción 29 del artículo 29, al participar y apoyar a ministros católicos y evangélicos, entre ellos una extranjera, para que realizaran una ceremonia religiosa en las instalaciones del Congreso del estado el pasado miércoles 4 de junio de 2014, violentando con ello el Estado laico”, indicó
La representante de organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres exigió que se apliquen las sanciones correspondientes a la legisladora priísta, que, dependiendo de la gravedad, podría ser desde una llamada de atención hasta una sanción administrativa, sin embargo “hay tanta complicidad que podría ni haber sanciones”.
Indicó que la intención es dejar el mensaje para recordar que hay en un Estado laico y que en estos momento, en los que se discute esta iniciativa de ley, todo Guerrero y el país está viendo este proceso, “entonces cualquier acción que ella (la diputada Julieta Fernández) determine hacer, hay consecuencias y ésta es la consecuencia y se le va a dar seguimiento porque no se puede pasar desapercibido este hecho; se está violentando el Estado laico y eso no se puede permitir y menos con este tema que sabemos que es álgido y que se debe tener razonamientos jurídicos y científicos y no por cuestiones personales y mucho menos fanatismos”, aseguró la representante de REDefine.
Consideró que el mensaje que las y los diputados están enviando al país es que en las decisiones políticas interviene la Iglesia y toda la jerarquía católica y, como muestra, indicó que los legisladores en este tema de la iniciativa para una maternidad libre y segura, “se están dejando llevar por su fe, por su dogma y no por la ley como representantes populares”.
Consideró que con el hecho de encarcelar a una mujer por decidir no continuar con su embarazo, “están comparándola con un criminal y eso no puede ser”.
Entre las pruebas que presentaron están testimoniales y fotografías, que dijo, van a fundamentar la denuncia y servirán a la Subsecretaría de Asuntos Religiosos determinar la gravedad del asunto y aplicar las sanciones correspondientes.
Raja política
La discusión por el tema del aborto actualmente es usado por los actores políticos del estado para sacar “raja política” con miras al proceso electoral de 2015, y hacer a un lado la opinión de la ciudadanía que es la directamente relacionada con el asunto, aseguró por separado Alberto Solís Loeza dirigente de la Comunidad Lésbico-gay en Costa Grande.
“El escenario estatal se ha centrado, hasta ahora, en manifestaciones por parte de los que aprueban y los que reprueban la despenalización, mismas que son movidas por actores políticos que ya politizaron el tema con el fin de lograr votos en las próximas elecciones, y que es lo único que les interesa, en vez de apoyar a la población en sus necesidades reales”, asentó.
En entrevista, Solís Loeza lamentó que tras las posturas contra la despenalización está la mano de líderes políticos como los priístas Manuel Añorve Baños y su esposa, la diputada local, Julieta Fernández, así como los miembros del Grupo Guerrero como David Jiménez Rumbo, a quien recordó que uno de los principios de la izquierda es estar a favor de los derechos de las minorías.
Asimismo, señaló que detrás de las marchas está metida la mano de la Iglesia, “lo que no debería ser”, dijo.
Gays pro vida y despenalización
El integrante del Colectivo Lésbico-gay del estado de Guerrero, quien dijo llamarse Dania Paloma, considera como viable la ley de despenalización del aborto, pues aseguró que debe haber respeto para que las mujeres decidan sobre su cuerpo.
Entrevistado durante la marcha por el orgullo gay que se realizó este fin de semana en Chilapa, Dania Paloma indicó que la comunidad que representa está a favor de que se respete la vida, pero precisó que si hay alguna mujer que se embarace por violación u otra situación, debe ser ella la que decida qué hacer.
“Nosotros decimos que debe haber un respeto por la vida, pero obviamente si una mujer llegará a tener un embarazo por violación o por cualquier situación será ella y las leyes quienes deben determinar qué hacer”.
Sobre la iniciativa de despenalización de aborto hasta las 12 semanas de gestación que está discutiéndose en el Congreso local y que ha generado polémica entre agrupaciones feministas y la Iglesia católica, el activista la consideró viable y reiteró el respeto a la decisión de las mujeres.
.
Consulta en:
.
.
“Fue una manifestación cultural” dice la diputada priísta

Niega Fernández haber realizado un acto religioso en el Congreso del estado

REDACCIÓN ( )
La diputada local priísta Julieta Fernández Márquez, aseguró que la visita de religiosas en el Congreso, que le agradecieron con oraciones su postura frente al aborto, por la que grupos de mujeres presentaron una denuncia en su contra en la Subsecretaría de Asuntos Religiosos, “fue una manifestación cultural que jamás fue preconcebida como un acto religioso”.
Dijo que asumirá su responsabilidad ante cualquier denuncia “porque no cometí ningún ilícito” y advirtió que “el Estado laico significa que el poder reside en el pueblo y todos tenemos derecho a ser escuchados, no importa su filiación política ni religiosa”.
Dijo que “además, no se hizo en el recinto legislativo, sino en el estacionamiento a la hora de despedirse de mí”.
En un comunicado que envió a la redacción de los periódicos, la legisladora expresó que, por otra parte, se mantendrá en su postura en contra de la despenalización del aborto y “no descansaré, no me doblegaré, no me dejaré presionar por nada ni por nadie”.
Fernández Márquez lamentó que la resolución de las comisiones unidas en el dictamen que rechaza la iniciativa “se haya tomado como un asunto personal”.
“El aborto legalizado no puede ser un derecho, no es la solución ante un problema que se deriva de la falta de orientación, de la falta de información y el fracaso de las políticas de prevención de embarazos. Voy a seguir insistiendo en que esta ley no pase. No porque lo crea yo solamente; sino porque somos miles de mujeres y hombres los que coincidimos en ello”, expresó.
Se manifestó a favor de que se consulte a la ciudadanía, de que existan foros de orientación, inclusive bilingües, porque “en la vida democrática, todas las voces tienen derecho a ser escuchadas y respetadas”.
“Voy a seguir adelante, porque no me dejaré presionar por nada ni por nadie. Lo que he hecho hasta ahora, es ser la voz de muchas, muchas, muchas mujeres y hombres, que creen junto conmigo, que el derecho a la vida es el primero de los derechos del hombre”, señaló.
.
Consulta en:

No hay comentarios: