martes, 14 de octubre de 2014

Difundiendo la Lectura, núm. 186


¿Quieres que tu hijo encuentre el placer por la lectura? Cuando estén
un poquito más grandes, lo ideal es leerles en voz alta.
Da importancia al tiempo que dedicas para tomar a tus hijos en los
brazos y compartir con ellos el placer de leer un cuento, lejos de las
distracciones de la televisión.
Cuando tu hijo ya esté en una edad en que consiga estar más quieto
en los lugares cerrados, llévalo a visitar una biblioteca. Que el niño se
familiarice con los libros, aprenda a manejarlos y así estará construyendo
una amistad, un lazo con la lectura. Se sentirá más cercano al lugar
y deseará volver muchas veces para elegir el libro que quiera.
Cuando termines de leerle un cuento, pídele que te cuente lo que
pasó con algún personaje, o incluso haz que adivine lo que pasará al
final. Aprovecha para hacer comentarios sobre las situaciones buenas
y malas, y hacer comparaciones de un trozo de la historia con sus experiencias,
como "¿qué harías en su lugar?",
Da continuidad a esta costumbre abasteciendo siempre la casa con
libros y revistas.
El Programa de Fortalecimiento de la Calidad en Educación Básica
te recomienda que todos los días leas con tus hijos un libro de las Bibliotecas
Escolares y de Aula y dejes que tu pequeño escoja el libro
que más le guste.
Promover en los niños y niñas de todas las escuelas la formación de lectores y escritores a partir del uso
y aprovechamiento de las Bibliotecas Escolares y de Aula es uno de los objetivos que tiene el Programa
de Fortalecimiento de la Calidad en Educación Básica. 

No hay comentarios: